viernes, agosto 08, 2014

DE LAS COSAS QUE ME PASAN VOL. 4 (SI, SI, QUE SON VERDAD)

No puedo creer que haya tardado tanto tiempo en escribir un post en este blog. Es verdad que he estado bastante dispersa y ocupada… pero no es justificación. Ahora “las cosas que me pasan” se acumulan… y no sé ni por dónde empezar.

-Me ha atropellado un coche. Sí, tal cual. Iba con mi bici tan tranquila por la calle residencial menos transitada de todo Londres. Al ir a girar a otra calle un coche apareció de la nada. Casi encima tuve que reaccionar… o intentaba cruzar (me hubiera llevado por delante) o intentar esquivarle. Opté por la última y mi manillar golpeó la puerta del coche y yo caí al suelo. El coche iba rapidísimo y ni se paró. Miento, si se paró… al final de la calle y volvió marcha atrás TODA la calle para gritarme desde ventanilla “Are you Ok?” le dije que sí y el tipo arrancó el coche a gran velocidad. Está claro que el hombre tenía prisa…  Mi manillar quedó doblado y tuve que volver el resto del camino andando y dolorida hasta casa. Pareció más de lo que fue… quizá más susto que otra cosa por el golpe… podía haber sido mucho peor está claro. Mis reflejos y el universo que estuvo de mi lado me salvaron. El tío un gilipollas sin escrúpulos ni conciencia. La gente que paseaba por la calle estaba escandalizada. El día siguiente lo pasé en cama como si me hubieran dado una paliza al destensarse los músculos. Arreglé a mi “Lucy” pero he de decir que cada vez que la cojo voy con un poco de miedo y ejecuto una conducción a la defensiva total. En plan: “Todos son susceptibles de querer matarme. Hasta los peatones”

-Seguimos con accidentes… Estando en una fiesta de cumpleaños en la casa de unas amigas (entorno que parecía seguro), alguien se me cayó encima y me metió el dedo en el ojo. Dedo en el ojo literal y hasta el fondo. Yo creo que me llegó hasta el cerebro el globo ocular. Sentí un dolor horrible mezclado con ceguera… me asuste mucho. Mi amigo Paul reaccionó rápidamente y me llevó a la cocina a echarme agua. Como siempre que me accidento, aparece alguien medio experto en el tema o como en este caso, con medicamentos. Christelle tenía gotas para los ojos y un spray, me estuvo tratando con la diligencia de una enfermera. He de agradecer a todos mis amigos que estuvieron a mí alrededor cuidándome y consolándome. Todos preocupados por mi salud. Tenía el ojo inyectado en sangre e hinchado… un aspecto terrible. Pero ya me conocéis… si me rompí un pie y seguí bailando… en cuanto me sentí un poco mejor continúe la fiesta. Tengo un derrame perpetuo en mi ojo derecho como recuerdo para siempre. ¿Quién fue el agresor? Nunca lo sabré… NO pude verle… y nadie ha confesado hasta el momento.  

-. Al día siguiente, por insistencia de Mikel, fuimos a urgencias. El ojo seguía rojo, me dolía la cabeza y me molestaba la luz… además estuvimos “viendo” (por decir algo) la peli “Enter the Void” que pedí por favor que la quitara. No sé si la habéis visto, pero toda la primer parte son alucinaciones de un tío drogado con flashazos y geometrías de colores…luego empieza atravesar muros con movimientos de cámara vertiginosos para perder la cabeza… ideal para un ojo sensible… las ideas de mi querido amigo… Lo mismo lo hizo aposta como test: “si su ojo no lo soporta, la llevo al médico…” haha!

No quería ir al hospital porque creí que me iban a decir que se me había desprendido la retina o que iba a perder un ojo… y soy de hacer mucho eso… si van a ser malas noticias mejor procrastinar. No lo fueron. Me dieron antibiótico por si había infección y para hidratar el ojo. Yo estaba aterrada, lo confieso. Muy nerviosa. Me hicieron espera bastante antes de entrar (incrementando mi tensión) y luego unas pruebas. Le pedí a Mikel que no me dejara sola. La enfermera era un encanto y tuvo la deferencia de tratarme como a una niña de 5 años, que yo agradecí, porque estaba completamente muerta de miedo.  ¿Por qué os cuento esto? Porque una de las pruebas consistía en el típico panel en la pared para leer las letras tapándote un ojo… hasta aquí todo normal ¿verdad? Bien… pues esto es Londres amigos… ¡¡¡aquí se deletrea en inglés!!!!  Y yo tengo problemas con la “a” /ei/ , la “e” /i/ y la “i” /ai/ por no hablar de la “j” y “g” y “q” y la “k”… Todo esto añadido a mis nervios… La enfermera empezó a pensar que estaba ciega… al final optamos por leerlas en español y que Mikel tradujera… Vaya cuadro. 

-Paseando por el parque de enfrente de mi casa, mi amiga Eva y yo nos encontramos una mochila “olvidada” en un banco… La abrimos para buscar documentación del dueño y había una cartera con más de 200 libras… Cotejamos las tarjetas de crédito con un fajo de tarjetas de visita que había dentro. Todo coincidía, era un carpintero. Le llamamos y vino a por sus cosas. Nunca había visto tantos billetes de 50 pounds juntos… pero he de decir que en ningún momento pensamos en quedárnoslo.  Tontas, tal vez… (A mi me habían solucionado el alquiler de Agosto) pero tenemos demasiada conciencia.  Tuvo suerte de que la encontráramos nosotras. Acto seguido me senté en el banco y me di una ostia en el codo con el reposabrazos de metal que me estuvo doliendo un día entero. Conclusión: el Karma no existe, o a mi no me quiere.

-En un desayuno trabajando en el hotel, en mi mesa estaban sentados dos familias de Angola. No tenían ni idea de inglés, me hablaban en Portugués y yo les respondía en español y así nos entendíamos. Ellos muy majos. Yo adorable intentando dar un buen servicio. Se emocionaron conmigo y me empezaron a decir que querían contratarme, darme una oportunidad porque veían en mi una persona con iniciativa, podría llegar a ser vendedora “diamante”. Trabajaban en una especie de empresa colectiva por Internet vendiendo productos. Sonaba un poco raro… y más raro sonó cuando en un papel me apuntaron sus nombres, sus teléfonos y su número de habitación.  Se llamaban Cecilia y Paquete (si, paquete) Quedamos en que después del desayuno subiría a su habitación para hablar con ellos. En ningún momento creí que fueran a contratarme así porque sí… pero pensé en la historia que podía haber detrás de esa puerta si iba. Así que cuando terminé, me cambié y fui a su habitación,  pero nadie me abrió. Una pena porque seguro me hubiera pasado “algo” y más con alguien llamado “Paquete” (¿cómo puede ser esto si quiera un nombre?) En el desayuno del día siguiente volví a verles… de lejos. Tenía mis mesas en la otra punta del salón y sinceramente, me hice un poco la loca. Y así perdí mi oportunidad de trabajar para Cecilia y Paquete haha! Si es que realmente fue una oportunidad real…

Hasta aquí por hoy. Tengo bastantes más anécdotas pero me las guardo para otro post. Prefiero soltarlas poco a poco que si ya me cuesta escribir aquí tampoco es plan de soltarlo todo y quedarme sin material para próximas entradas. ;)


All the best.

lunes, febrero 24, 2014

DE LOS PREMIOS BAFTA (ASÍ LO VIVÍ YO…)

“La fiesta del cine” con esta frase tan manida se refieren muchos cada vez que se otorgan premios en el mundo del séptimo arte… Yo definiré a los BAFTA como “una noche de cine”.

Me siento afortunada. Mucho. Cuando desde los 6 años quieres ser “directora de cine” y has crecido viendo, amando y admirando tanto a sus personajes, como a las historias y por supuesto a sus creadores…Poder asistir a un evento como los BAFTA, no tiene precio.

Verte rodeada de estas personas que han hecho tan fantásticas pelis… grandes profesionales… me hizo sentir como dentro de un sueño. Era como estar en el museo de cera rodeada de estrellas… solo que se movían, te hablaban y te sonreían… No había una mesa en la que no hubiera una cara conocida… no sabias donde mirar… era un poco agobiante… en el buen sentido claro.

Nada más entrar en el salón flipe… The Great Room es un salón de casi 2000 metros cuadrados… un antigua pista de patinaje reconvertida en salón para cenas y eventos. Estaba precioso decorado, todo en blanco y con las 5 películas nominadas representadas por centros de mesa y repartidas por todo el salón.  Pongo fotos para que os hagáis una idea de las dimensiones y para que veáis lo bonito que estaba. 





Vinieron casi todos… Scorsese, Mcqueen, Tarantino, Tom Hanks, Uma Thurman, Kate Blanchett, Cuarón, hasta Bayona pasaba por allí… Brad y Angelina al final no vinieron… creando expectativas en todos para después no aparecer… Yo vi a Leonardo Di Caprio (que vino con su mamá y al que se le permitió fumar un cigarro electrónico aunque está prohibidísimo… creo que estaba un poco triste por no haber ganado…), la espalda de Scorsese, a Oprah Winphrey, McQueen, Judi Dench, Chiwetel Ejiofor… puff… si es que vi a tantos que ya ni me acuerdo… Había tantísima gente, casi 2.000 personas… que cuando salías a servir tus mesas era en plan, ay! Buscemi no me deja pasar… y cosas de este tipo todo el tiempo.

Como anécdotas de la noche… Me choqué con Ryan Gosling y me quedé paralizada… pegada a él, agarrando y apretando cual embarazada de parto la mano de mi amiga Alba que venía conmigo… ella sólo me decía: ¿Pero quién es?! Y yo solo daba grititos y apretaba su mano sin poder responder y sin poder moverme de su lado. Pobre Ryan, se dio la vuelta a mirarme a ver que me pasaba… Yo nunca he sido muy fan de este hombre… pero joder, en persona es otra cosa!!! Con Fassbender… más de lo mismo… me quedé enfrente suya mirándole, babeando, congelada, solo le miraba… él me sonrió… y yo casi me desmayo.

La mujer más guapa de la fiesta, pero espectacular… fue… ¡¡LORENA BERNAL!! Que fuerte ¿eh? Todos los españoles decíamos ¿qué hace esta aquí? Y los fotógrafos se acercaban poseídos por su belleza a preguntarle si le podían hacer fotos y de paso, preguntarle cómo se llamaba… Sí, nadie sabía quién coño era pero todos pensaron que sin duda era la más bella. Luego me he enterado que es la mujer de un futbolista del Arsenal y que vive en Londres desde hace años, también me he enterado que es medio boba porque fue al consulado a pedir guardaespaldas por si la reconocían en el parque con sus hijos…  jaja!

Hubo afortunados como mi compañero Piero que tiene fotos con estrellas… Teníamos prohibidísimo el uso de móviles esa noche, hasta para mirar el tiempo… se nos amenazó con despedirnos. Pero Piero se acercó a Di Caprio, con su marcado acento italiano estuvieron de charla y al final le pidió una foto, Di Caprio le dijo que por supuesto, le cogió el Iphone, arrimo su cara a la de mi amigo e hizo la autofoto… Piero fue el triunfador de la noche, una Amy Adans borracha le tocó el culo en la After Party y se puso a darle besos y hacerse fotos con él… jaja! A mi Amy me pidió que le hiciera una foto a ella y a sus amigas, todas tajadísimas posando en plan sexy… esta chica es monísima, divertida y muy simpática, no puedo decir otra cosa.

Me dieron dos mesas VIP, una de ellas fue la de los ganadores del BAFTA al mejor documental “The Act of Killing” maravillosa película que en ese momento no había visto… y es una pena, porque estuve hablando con ellos, ahora podría preguntarles mil cosas sobre esta “masterpiece”. Les estaba poniendo el café y el productor se puso a hablar conmigo… majísimos todos, yo no podía dejar de mirar a la careta dorada que presidia la mesa. El director y el co-director anónimo (anónimo porque si da la cara como mínimo le matarían si vuelve a Indonesia) cogieron el premio y empezaron ronda de fotos… yo salgo con ellos, sosteniendo mi cafetera y sin quitar los ojos del BAFTA. Luego insistí por favor en quitarme porque me parecía muy fuerte salir en sus fotos personales… haha!.Me contaron que como “documental” nadie les hacía mucho caso y me hablaron de la película como si fueran de una categoría inferior… me llamó la atención porque es algo común el considerar al documental como un género menor… cuando yo creo que no es así y eso mismo les dije. Encantadores y muy orgullosa de haberles podido atender porque para mí, tras verla, es la mejor película que estaba en esos premios.

Al acabar la cena y recoger el postre... me tuve que comer una mascara dorada de chocolate que adornaba las tartas... fue un acto metafórico... está dentro de mi... jaja!



El viaje de vuelta en el bus a las 4.30 de la mañana fue divertida… Salí del Hotel cargada con una réplica en corcho de un metro de largo del barco de “Captain Philips”, dos metralletas, un violín, una soga… un perfume y una máscara de pestañas de Lancôme… Todo eso ocupaba un asiento del bus. Durante la fiesta después de la cena, que era en otra sala, volví a pasarme por el Great Room a ver si podía conseguir “un recuerdo” o props para el photo shoot the Completly Naked en el que trabajé el fin de semana pasado. Me puse a hablar con el organizador y me regaló estas cosas que adornaban las mesas, yo quería un astronauta de Gravity, pero el señor muy amablemente dijo que no... Y he de decir, que la colonia y el rímel los encontré registrando debajo de las mesas… 

A nivel laboral fue agotador… llegué a casa completamente destrozada. Pero a nivel personal… ay… no se me olvidará en la vida esta experiencia. El año que viene yo allí, sentada, cenando con ellos... ;)




lunes, febrero 10, 2014

DE "SHIT HAPPENS" (O MI DEBUT COMO ACTRIZ...)


En Londres te pasa de todo y haces de todo... es una ciudad mágica. Haces cosas que nunca creerías que eres capaz de realizar... como protagonizar un corto.

En una semana he escrito esto, lo hemos rodado, editado y presentado al Notodofilmfest. 

Pinchando link lo podéis ver:

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos.html?id=cw52f37f71d053c


Y después de verlo os voy a contar como he llegado a ser la actriz.


Un viernes noche trabajando en el hotel haciendo un after dinner me dio un corte de digestión. Esa noche cené tres veces... yo creo que la presión de las medias y mi estómago rebosante tuvieron algo que ver... Estuve una hora encerrada en un baño vomitando, con dolores y abrazada a la taza. Se me caían las lágrimas del dolor y de lo desagradable que, como todos sabemos, es vomitar. En ese momento pensé si al estar embarazada se pasa así de mal... en esos momentos odiaría al padre de la criatura... y así comenzó todo.


Dos días después escribí un guión cortito hablando sobre esto. Pero en la primera versión mi protagonista se pasaba el rato manteniendo un dialogo con el retrete en su desesperación y confusión mental. Una vez escrito se lo envié a mi directora de confianza, Eva, le propuse rodarlo y presentarlo al Notofilfest. A ver si así sonaba la flauta y ganamos algo de dinerillo para que sea más rápido terminar ANANKE. Eva dijo sí. Le pase el guión a Esther Pardo, maravillosa guionista y amiga para que me lo revisara, como siempre hizo aportaciones muy útiles que me llevaron a una revisión con más detalle y dejarlo un poco más redondo. Dejarlo: decente, sería la palabra. Tras los cambios, el hombre también tendría dialogo, pero no le veríamos hasta el final... y tampoco quería que se le viera en ningún momento... Tenía claro, que la protagonista aquí es la mujer... con sus dudas, sus hormonas a mil y su sufrimiento. Pero quería hacer comedia, así que tenía que ser un poco exagerado y había que dar un giro al final...


Ahora necesitábamos actriz... Eva dijo que me veía a mi. No dije que no, pero sí le pedí pasar un casting. Pues lo pasé... cerramos fecha de rodaje con un presupuesto de: DOS CEBOLLAS, un equipo de cuatro personas, al grito de: ¡¡el racord nos la pela!!  y con una claqueta que estuvo con plano 1 todo el rodaje... 


Me pasé 5 horas llorando... restregándome cebolla por los ojos, pensando en mi inquilino (que me debe dinero y tengo un pollo montado con esto...) y otras veces pensando en "que esto acabe pronto por favor" y así lloraba, lloraba, y lloraba... Yo no soy actriz, ni quiero serlo... repetí el texto mil veces... acabé sin lágrimas... y destrozada a nivel físico y psicológico. Y era un rodaje de unas horas.

Queríamos momento de sobre actuación de ella para arrancar una sonrisa del espectador... quería que `pareciera que la estaban dejando y que el hombre era un cabrón por estar al otro lado de la puerta tan tranquilo... Ella le echa en cara que no le entiende cuando realmente él la entiende tanto, que tiene la paciencia de un Santo... porque la quiere y porque sabe que ella también le quiere... sólo que está montando un drama y diciendo cosas que quizá no quiere decir... como nos pasa a veces cuando discutimos. Es una especie de: lo estoy pasando tan mal, que quiero que tú también lo pases un poco mal... y así ganar atención, mimos y cuidados extras. Aparte de las dudas razonables de sí estarán haciendo bien porque ser padres lo va a cambiar todo. 


En cuanto al final... es abierto. Hay varias interpretaciones de la mirada del final... Entre ellas puede ser un:

-Ups! vaya... no había pensado eso cuando me acosté con el otro tio... (con lo cual la cabrona es ella)
O...:
-Ya tengo nuevo argumento con el que torturarle (porque al final, un hombre no sabe que él hijo es suyo hasta que nace o se hacen pruebas de ADN... jaja! tiene que confiar en ella...)

Y así alguna más que cada espectador puede imaginar, y eso me gusta. Para qué dar explicaciones... pensad lo que os de la gana!! Es para eso.

Mi reflexión: Yo no he estado embarazada ni creo que llegue a ocurrirme. Ahora, no sé si tan exagerado, pero creo que podría llegar a pasarme algo así del miedo y pánico que me da. Sí creo que hay mujeres que el tema maternidad no lo tienen tan claro y estoy convencida de que tiene que asustar... ya no solo por los cambios de tu cuerpo si no por los cambios que se van a producir  en tú vida en general. Supongo que luego ser madre lo compensa todo, y se te olvida rápido lo mal que lo hayas podido pasar.


Es divertido ir por el Hotel y que todos mis compañeros de trabajo me digan: "¡He visto tu corto! no sabía que eras actriz..." a lo que yo respondo: "¡Yo tampoco!". Ya me diréis... aparte de funciones en el grupo de teatro del colegio (donde por lo menos no hacía de árbol...) y alguna performances privadas para algunos hombres... mi experiencia como actriz es bastante corta o casi nula. Prefiero estar detrás de la cámara sinceramente. No sabéis la vergüenza que me da verme... y eso que pensé que no tenía... (vergüenza vaya...) hablo de la actriz como "ella" como si fuera otra persona... Yo creo que no repito...

lunes, diciembre 23, 2013

DE MI PADRE (Y AHORA ME EXPLICO MUCHAS COSAS...)

El post de hoy no va de Londres, o quizá si… quizá estar aquí, sentirme tan sola, me hace pensar en las cosas realmente importantes y en las personas que quieres o has querido. Y es Navidad, fechas complicadas…

La semana pasada fue el aniversario de la muerte de mi padre. 16 años han pasado sin poder decir la palabra “Papá”… y es lo primero que eché de menos cuando se fue. Dentro de 5 años habré pasado más tiempo de mi vida sin él que con él… y a lo mejor son menos si tengo en cuenta esos primeros años de mi infancia de los que no me queda mucha conciencia ni recuerdos… Pensamiento triste. A veces me da miedo olvidar su cara… u olvidarle a él al acostumbrarme a su no presencia...

Mi padre era un hombre muy generoso. Es la palabra que mejor le define, tanto en sus afectos como en sus recursos. Siempre lo daba todo por los demás aún a riesgo de quedarse él sin nada. 

Creció en el barrio madrileño de Lavapiés en la posguerra. Mis abuelos tenían una droguería en la Calle Argumosa, ahora es un banco. Era el pequeño de tres hermanos. Nunca estudió una carrera. Tuvo que hacerse cargo de la tienda para mantener a la familia y pagarle los estudios a sus hermanos mayores que ya habían empezado en la Universidad  (Ya he dicho que era generoso ¿no?) Jugó al futbol en el barrio con Julito Iglesias, famoso en esa época por su prometedora carrera futbolística… pero se lesionó y  al final, se hizo cantante… “es de esas personas que sabias que tenía carisma, estrella y que triunfaría de una forma u otra…” eso me dijo mi padre. El futbol le apasionaba, era muy fan del Real Madrid… y yo con él. Recuerdo los partidos juntos… al morir, dejé completamente de lado mi lado futbolero, perdió todo mi interés y no ha vuelto a recuperarlo... Ya no era, ni es, ni será nunca lo mismo.

Mi padre era muy católico, apostólico y romano. Mucho, mucho. Su fe era real e intentaba vivir según sus principios. Era muy buena persona, sin dobleces, sin maldad, transparente y siempre dispuesto a ayudar al prójimo sin recibir nada a cambio. Un ejemplo de cómo la religión bien llevada hasta puede ser positiva en algunos aspectos... Pertenecía a Acción Católica, una asociación que entre otras muchas cosas organizaba excursiones a la sierra de Madrid… y en una de estas excursiones… conoció a mi madre. Una mujer muy joven, delgadísima y guapa que se estaba lavando los pies en el lago de Peñalara... él se acercó y le dijo “que pies tan bonitos tienes” y a mi madre le hizo gracia… Yo no soy católica, no sé si quiera sí creo en algo… pero está claro que por lo menos  al Catolicismo le debo mi nacimiento.

Toda mi infancia ha estado llena de visitas de sus amigos curas a cenar a casa. Uno de ellos era censor de la época franquista además de un gran amante y entendido en cine…a mi sus historias me fascinaban… como cuando me contó el lío que se formó con Mogambo, pero que le iba hacer… nos contaba, es lo que le pedían… y se reía.

Era muy creyente y de derechas.  En mi casa siempre se ha habló bien de Franco. Nunca se le cuestionó hasta que yo me hice mayor… Es cierto que mi padre siempre me contaba la misma historia sobre como los rojos habían cogido a mi abuelo a la salida de misa y lo habían subido en un camión rumbo a Paracuellos, pero que le salvo la vida por casualidad un vecino (rojo) del barrio que  reconoció al amable y buen droguero. A ver… casi le dejan sin padre, les tenía algo de manía sí.

Mi padre además… era un showman. Tenía un gran sentido del humor. Siempre estaba intentando hacerte reír… con bromas, chistes o motes… Mi hermana Ana decidió estudiar “Farmacia”, desde el día que le admitieron en la universidad pasó a ser “la aspirina”… haha! Tenía un humor a veces surrealista, muy en la línea de la Hora Chanante, iba a decir humor fácil… pero a veces no es ni tan fácil lograrlo. Era un cómico… cuando fue “a pedir la mano” de mi madre a mi abuela al pueblo, literalmente saco un cuchillo enorme cuando se la otorgaron, con el consiguiente grito de pánico de mi abuela y un tío de mi madre que también estaba… yo me lo imagino en plan “gracias por concederme la mano de su hija, se la corto y ya me voy…” jaja! Y puedo ver la mirada de mi madre fija en él con reproche… para luego reírse juntos. Mi madre tenía 19 años y se llevaban 10 de diferencia.

Le encantaba la magia, el circo y los Hermanos Marx. Su ídolo: Groucho. En cuanto tenía la menor oportunidad se disfrazaba de él y le imitaba… le imitaba TAN bien!! Porqué además se parecían físicamente (hubo una época en la que mi padre llevo bigote igual que su ídolo, yo no lo recuerdo pero he visto fotos… ¡fabuloso parecido!) En cuanto a la magia… hacia trucos… por ejemplo se tragaba agujas e hilo y las sacaba enhebradas… dejó de hacerlo porque a mi madre se le encogía el alma cada vez que le veía tragar aquello… Se llevo el secreto a la tumba… Nunca nos contó el truco, NUNCA. Fue un gran admirador de Houdini… cuando él era pequeño era famoso y llenaba los periódicos, le marcó. Igual que le marcaron Los Intocables de Eliot Ness… que protagonizaron parte de la actualidad de su infancia. Quizá eso le hizo devorar novela y cine negro. Le encantaban las pelis de Humphrey Bogar y Hitchcock. Así crecí yo… entre Agatha Christie y Sherlock Holmes, el Halcón Maltes, ¡¡Más maderaaaaa!!, Chaplin y… Cantinflas.  ¡Ah! Y el oeste americano… me insistía en que leyera a Zane Grey… famoso novelista de oeste… y yo le hacía caso. Me leí un montón de libros.

Leía bastante y me animaba a mí a hacerlo. Le recuerdo quitándose las gafas para leer… y siempre con una especie de lupa alargada que usaba para aumentar las letras y facilitar la lectura… yo se la robaba para jugar… luego tenía que devolverla sin que se enterara, quizá sí se enteraba… pero no decía nada. Nunca se enfadaba. Mi madre era la que se enfadaba, por ella y por él… jaja! Creo que sólo le recuerdo una vez muy disgustado, que me gritó… una noche que yo venía de jarana y le tuve esperando más dos horas en el coche para recogerme y llevarme a casa en El Escorial… También he de decir que yo era la niña pequeña de la casa… consentida y mimada por todos…  pero tampoco daba muchos dolores de cabeza a mis padres. Era responsable y obediente. Por lo menos de puertas para dentro… jeje.

He dicho que era un showman, porque de verdad lo era… le gustaba organizar cosas, dar sorpresas y hacer regalos… era el alma de las fiestas aunque mi madre le regañara diciéndole que le gustaba demasiado hacer el tonto… (Completamente hija de mi padre en este aspecto… a mi me llamaba “María Guerrero”) Una vez, me contó una anécdota de su juventud muy divertida… De soltero, estaba como siempre intentando hacer el bien y ayudar a los desamparados (¿he dicho ya que era muy buena persona?) daba clases como voluntario de escritura y lectura a los analfabetos por los pueblos y alrededores de Madrid. Iba con un amigo y se les estropeo el coche en el que viajaban… y por supuesto, no tenían ni un duro.  Se acercaron a una localidad cercana y para recaudar fondos se les ocurrió montar una función de teatro… Representaron el Don Juan Tenorio en versión absurda… Inés era el amigo de mi padre que tenía una barba negra como un hipster de ahora… mi padre: Don Juan. Cambiaron los versos para hacerla comedia. Todavía me acuerdo de algunas cosas: “oh Don Juan Don Juan yo te imploro, arráncame el corazón o anda, cómprame un loro…” “pues eso me extraña un montón, pues el DDT que uso es Orión” y todo rimas de este palo… Me decía que no sabía cómo no les habían echado a palos del pueblo…

Era un hombre que cuando prescribió un delito porque había ocultado cierto dinero a Hacienda… salimos a celebrarlo. “¡Ya no me pillan!” Decía… Creo que fue lo único ilegal que hizo en toda su vida.

Mi padre era inventor... patento varias ideas... pero no fueron a ninguna parte. Una pena. Y también era super despistado… pero mucho. Mi madre se desesperaba. Y todos en la familia sabemos que mi hermana Esther es la clara heredera de ese despiste. También conoció al Papa, no estaba previsto pero en la audiencia se saltó el protocolo... y protagonizó una foto que fue portada del periódico L'Osservatore Romano. La tenemos enmarcada por casa. Juan Pablo II le está poniendo una mano en la cabeza, mi padre está de rodillas. Podría seguir contando anécdotas y no terminar... Era todo un personaje...

El 17 de Diciembre de este año mi hermano firmo la venta de la tienda de mi padre. Una Administración de Loterías y Apuestas del Estado en Carabanchel. JUSTO el mismo día del aniversario de su muerte. Ironías y casualidades de la vida. Una tienda que levantó con mucho esfuerzo, por la que trabajo y lucho tanto. Toda su vida dedicado al trabajo para sacar adelante a su familia y el negocio. Se jubiló y casi no le dio tiempo a disfrutarlo… Por lo menos, creo que tuvo una vida feliz y plena. Y que todo el mundo que le conoció, le quiso. Imposible no hacerlo.

A veces pienso si levantara la cabeza que pensaría de mí… Sé que estaría orgulloso porque terminé la carrera (algo que él no pudo soñar para él mismo), que le haría mucha ilusión porque soy licenciada con un premio al mejor expediente académico de mi promoción… premio que él habría colgado en un puesto de honor… no como yo, que lo puse en el baño, encima del retrete. Pero en cuanto al resto… puff… no creo en su Dios, soy de ideología de izquierdas, viví en pecado con mi ex novio, sigo soltera, no tengo planes de formar una familia, fumo,apoyo el aborto, voy sin rumbo, sin un futuro muy claro... una egoísta que solo piensa en el presente y en ella misma… No, no… estaría francamente preocupado como lo está mi madre.

Me he cambiado su apellido por motivos prácticos… no creo que tampoco le hiciera mucha gracia... un apellido que se perderá sin remedio… y da penilla… En fin, por lo menos intento cada día ser buena persona como él y desde luego, ese desapego que tengo por lo material y la felicidad que me proporciona hacer feliz a los que me rodean… sólo he podido aprenderlo de una persona. Escribiendo este post, me he dado cuenta de lo muchísimo de él que hay en mí… de la cantidad de cosas positivas y buenas que me enseñó y que me han influido a lo largo de estos años.

En todo este tiempo no he dicho su nombre… para mí era Papá, no Fernando. Me costaba escribirlo. Me sonaba extraño. No familiar. Qué cosas… Fernando Uruñuela Ollero.

Mis últimas palabras con él no me hacen sentirme muy orgullosa, justo antes de irme a dormir… vinieron a ser… algo como…“¡qué pesado Papá! Déjame en paz…!” porque me preguntó que tal mi día en la Universidad… y me aconsejaría que estudiara y que durmiera bien... Al día siguiente ya no estaría para preguntarme. Nunca más.

¿Por qué he escrito este post? Creo que porqué con todo el legado que estamos dejando de nuestras vidas en Internet… mi padre se merece un espacio, un recuerdo. Quizá dentro de unos años alguien estudiando nuestra época y forma de vida, o simplemente algún curioso lo lea… y sabrá que mi padre existió, que fue un gran hombre y que hubo gente que le quiso muchísimo. Yo soy parte de su legado. Y aunque no es mucho, este es mi regalo para él… Un pedazo de inmortalidad en una página de Internet.



Feliz Navidad.

miércoles, diciembre 18, 2013

DE LA NIEBLA (MÁS EN MI CABEZA QUE EN LONDRES)

Hace tiempo que no escribo nada en este blog. ¿Por qué? Falta de tiempo supongo… sí, es un factor que duda cabe, pero una excusa también… realmente creo que es por embotamiento mental, crisis creativa y falta de ideas.

Cómo no sé de qué escribir he decidido escribir sobre eso… perdonad esta falta de originalidad. Hoy no creo que sea muy divertido.

El trabajo dignifica… yo lo gritaba en el 15-M… y también me recuerdo preguntándole a mi amiga Rebeca si podíamos decir esto aunque trabajásemos en Telecinco… El trabajo dignifica ¡una puta mierda! A mí me hace convertirme en un zoquete… sobre todo cuando en tu trabajo el uso de las neuronas es limitado. Desde que trabajo muchas horas me cuesta mucho más sentarme delante del ordenador y escribir o pensar algo decente, mínimamente ingenioso… Cuando tienes tiempo y tu mente vaga libre, sin horarios ni responsabilidades la capacidad creativa se multiplica. Te das cuenta rápido. Puede que estés tres días sin hacer nada, poco o una basura… pero de repente te viene la inspiración y lo clavas. ¿Qué pasa? Que has necesitados esos tres días para llegar a ello… Cuando trabajas, te cuesta el doble de esfuerzo. Soy de la teoría de que la inspiración siempre llega trabajando pero también es verdad que las responsabilidades pesan sobre todo a nivel mental.

Por otro lado, no es que me hayan dejado de pasar cosas… en una ciudad como Londres SIEMPRE te están pasando cosas… lo que ocurre es que ahora me parecen NORMALES y CORRIENTES. Me preocupa que llevar tiempo aquí me ha haya hecho tender a normalizar situaciones que recién llegado se viven diferente. Sólo espero no haber perdido esa capacidad de sorpresa y desconcierto que me ha llevado a amar tanto esta ciudad.

Todo esto me asusta un poco. Estoy en época de barbecho…y no me gusta.  Quizá el colapso de los meses pasados trabajando en 15 historias a la vez a destajo me ha dejado agotada intelectualmente. Estoy cansada de estar cansada. No me apetece socializar mucho, ni si quiera me disfracé en Halloween… y si me conocéis, sabéis que esto es MUY grave. Me obligo a quedar y hacer cosas porque sé, que así no soy yo… Esto es: MUY RARO.

He tenido que trabajar el doble o el triple de lo normal por el vil metal. Hay que pagar la renta y he elegido para vivir una ciudad “muy barata”… Cobro por horas, así que si me voy de vacaciones no recibo dinero. En enero voy a España dos semanas lo que me ha llevado a tener que trabajar sin ver la luz del sol,  bien es cierto que aquí no es que se vea mucha… pero aún así… No mola.

A veces estoy trabajando 18 seguidas en el Hotel que me dejan completamente exhausta… exhausta físicamente. Me desmotiva todo. Me siento alienada y poco útil. Un trabajo fácil que solo demanda de mí ser un poco nazi: seguir las reglas, hacer lo que me piden y no pensar… pero es que… yo no estoy a acostumbrada a eso. Aunque pueda sorprender… YO PIENSO MUCHO.

Lo que me llega desde España tampoco ayuda… España solo me da malas noticas a todos los niveles. Familia o amigos queridos que sufren… Y sufro yo también, sufro de impotencia, porque además estás lejos y no puedes hacer realmente nada. Ni siquiera besarles, abrazarles o cogerles de la mano… gestos sencillos que sólo aprecias cuando no los tienes o no puedes ofrecerlos.

Espero que esta crisis cese más pronto que tarde… Entiendo que hay trabajar, eso es así… pero yo no he venido aquí a eso, o por lo menos no a dejarme la espalda en algo que no me aporta nada, solo dinero. Así que para el próximo año tendré que mover el culo en busca de nuevos horizontes laborales y creativos. Sé que este año he conseguido bastante… he hecho muchas cosas bonitas y apasionantes en producción o como guionista y reportera. Pero ahora mismo me cuesta ver claro cualquier avance…

Solo quiero que estas nubes pasen, y que pasen YA. Porque no puedo con esa sensación de estancamiento vital. Necesito alguna buena noticia, nuevas ilusiones, algo diferente y emocionante en mí vida. También os digo, no voy a esperar sentada a que ocurra… Por muy deprimida que ahora me sienta (y no pueda parar de escuchar Radiohead como remate)  a mí la niebla que a veces inunda Londres no va a pararme. It´s about time.


PD. este post ha sido un ejercicio totalmente terapéutico y reflexivo... haha! por lo menos me ha hecho publicar algo y reactivar el blog que tenia abandonado. Paso 1 del levantamiento: retomar "Bea & The City"


jueves, agosto 29, 2013

DE LAS CONVERSACIONES CON ANGELINES (LA MADRE QUE ME PARIÓ)

Mi madre me tuvo con 40 años. Fui un resbalón. Ella ya tenía tres hijos bien creciditos y de repente aparecí yo en sus vidas. No diré su edad, porque tampoco la sé con exactitud, pero tiene más de setenta y tantos… Cuando decidí cambiar de vida y venirme a Londres ella no lo entendió. En general, nos entendemos poco. El salto generacional es muy grande, lo tengo asumido y vivo con ello. Pero hay algo mucho más fuerte que nos une, el amor que sentimos mutuamente. Recuerdo ir muy enferma en un viaje de autobús nocturno por en medio de Perú y solo llamarla, sólo quería a mi madre... entre la fiebre y los dolores... la llamaba... menos mal que estaba mi amiga Silvita que me consolaba. Pero hay momentos en los que sólo una madre puede entendernos.

Mi madre es una mujer muy fuerte. Ella lo es de carácter y también se ha ido haciendo por los golpes de la vida. Perdió a su padre con 7 años y perdió a su marido de una forma inesperada, de un día para otro. Como consecuencia de la muerte de mi padre, lógicamente nos unimos más y se apoyó mucho en mí. La hija pequeña de 19 años que estaba todavía por casa.

Pocas veces la he visto llorar, la última casi sucede cuando me fue a recoger al aeropuerto… que nos emocionamos. Su única obsesión es que vuelva a España y esté con ella, algo que a corto plazo no sucederá. Ella lo sabe pero se engaña a sí misma negando lo evidente. A mí me da mucha pena que sufra por mí, pero que le voy hacer… al fin y al cabo es mi vida, y en Londres soy feliz.

Si algo distingue a mi madre es su integridad, sinceridad y su sentido de la realidad. Tiene la capacidad de hacerte poner los pies en el suelo de un plumazo. Algo que para alguien que vive en las nubes como yo, tampoco viene mal de vez en cuando. Nuestras conversaciones son bastantes divertidas. Tiene frases míticas y consejos para mi, que la mayor parte de las veces me hacen reír… como su gran momento de: “hija nunca te fíes de un hombre con mochila… o es hippie o es vasco”.

Me dio por colgar extractos de nuestras conversaciones en mi perfil de Facebook y ahora mi madre tiene un auténtico club de fans entre mis amigos. Como esta, enseñándole en Google Maps mi casa en Londres. 

-Mamá en esta calle (también jaja) vivió Edgar Allan Poe y Daniel Dafoe...
- ¿Quién?
- Unos escritores... y se llama Church St. porque hay una iglesia ¿la ves?
- Mira bien cerca la tienes... ¿Es Católica o Protestante?
- Mmmm pues no lo sé
- ¿Es qué nuca has ido a la iglesia?!!
- Eeeeh... NO. Entré una vez para ver cómo era...
- ¡Tú estás tonta muchacha! ¡¡Con lo qué podrías ayudarte!!

Un milagro querría que ocurriera… Otra vez hablando sobre mis amigos:

-¡Ay que ver mamá! Como pasa el tiempo y mis amigos se van estabilizando… no hago más que ir a bodas, bautizos, pronto comuniones…
.-¡Pues veras cuando empieces a enterrarlos!

O aquella ocasión en que me dijo “¿vas a salir así? vas un poco zorrón ¿no?”  a lo que sólo pude contestarle: “entonces es que voy bien vestida…” con su consiguiente cara de espanto y me fui. Un día le enseñé una foto disfrazada en Halloween de niña muerta y ella me dijo: “¡estas igualita que yo el día de mi comunión!”… Pues sí, tengo unas cuantas situaciones memorables…

Mi madre confunde las palabras… algo que yo he heredado me temo… cambio los nombres de las cosas y ella también. Un día pase mucha risa en el médico, la acompañé porque tenía mucha congestión y le empezó a pedir “anticonceptivos”. El médico se quedó blanco viendo a mi madre, que se conserva bien… pero vamos, aspecto de edad de concebir no, no tiene… ella quería “antihistamínicos” se lo tuve que explicar al señor doctor que solo dijo un muy educado “ya me extrañaba…” Y como estas, también tengo otras cuantas.

Antes de venirme la enseñé a utilizar Skype para poder comunicarnos con regularidad.  Las primeras semanas nuestras conexiones fueron muy surrealistas… al principio no sabía conectar la cámara y solo la escuchaba… (Estamos hablando de una mujer mayor que no ha usado un ordenador en su vida), me he pasado horas hablando con una `pared porque no había forma de que colocará bien la cámara… otras veces solo la veía y no la escuchaba… así que solo hablaba yo haciendo monólogos contándole como me iba… a ella la veía reírse o hacer gestos. Me acuerdo que una vez le dije que me había comprado ropa en una charity porque es super barata y muy chula. Se puso a hacer gestos y parecía alterada… Al rato mi hermana me explicó por “whaps” que nuestra madre le había dicho que por favor me dijera que no me comprara más trapos y sobre todo, que a su casa no los llevara… razón no le falta que le tengo dos casas invadidas con maletas.

Con el tiempo fue aprendiendo a manejarse con el Skype… se apunto a un “centro de viejos” (como ella lo llama) a clases de informática e internet para poder entender algo… Ahora hasta me enseña a mi gato para que le vea, me muestra cartas o facturas que llegan a mi nombre…, esto último tiene que depurarlo un poco porque no se aclara con la cámara y normalmente no veo nada… aunque yo le digo que sí… y que si puede leérmelas para que lo entienda mejor…

Nunca jamás ha mostrado el menor interés por mis cosas… más allá de que encuentre un buen hombre, un trabajo estable, me case y tenga una familia… cosas que para ella son un básico y algo que para mí, es completamente prescindible.

Nunca ha querido leerse nada de lo escribo ni me pregunta en que ando metida… dice que eso son tonterías y que más me valdría quitarme los pájaros de la cabeza… ¡con lo bien que estaba yo en Telecinco! Aún así, la última vez que estuve en Madrid mi hermana me pidió una de mis obras de teatro para leérsela, mi madre la vio y empezó a leerla para mi sorpresa. ¿Qué dijo? Pues una crítica como no podía ser menos: “hija no entiendo porque hablan diciendo tantas palabrotas! ¡Vaya lenguaje! ¿No podían decir las cosas de otra forma? ¿Es que tú hablas así…?” lalalaaaaaaa… Le expliqué que si los personajes están enfadados tiene que demostrarlo… pero no le convencí mucho. No me dijo si le gustó, supongo que no…

La semana pasada fue su cumpleaños. Toda mi familia (menos yo) se reunió en su pueblo de Salamanca para celebrarlo. Me mandaron fotos… bueno, mi cuñado me mando fotos de toda la familia comiendo  pero sin ella… cosa que tampoco me extrañó porque como buena madre Made in Spain estaría en la cocina pendiente de que todo estuviera en su punto de cocción perfecto… AY, les eché de menos… y a la comida de mami también!  Jaja!

Hace más de un mes que no hablo con ella, y echo de menos nuestras conversaciones absurdas…Está incomunicada en el pueblo sin cobertura, sin Internet… sin nada. Y súper feliz claro, rodeada de sus seres queridos… y sin mí. La hija díscola que va a su rollo, con la que no tiene nada en común y a la cual no entiende en absoluto pero a la que aún así quiere. No le queda más remedio, soy su hija y ella, es mi madre. Y madre solo hay una.

miércoles, julio 03, 2013

DE LAS COSAS QUE ME PASAN - VOL.3 (Y SIGO JURANDO CON LA MANO EN EL CORAZÓN QUE SON VERDAD)

Vamos a por la tercera entrega de “cosas que me pasan” en esta ciudad tan loca que es Londres. Ya tocaba…









-       Volviendo a casa una noche después del trabajo me he encontrado a una china por la calle. No vendía nada. Era una china perdida y sin papa de inglés que me enseñaba una dirección. La pobre estaba bastante desorientada y bastante lejos de su destino. Le expliqué como llegar y sólo me sonreía… Tuve que dibujarle un mapa y señalarle el camino porque no había forma de entendernos, yo sí que debía hablar chino para ella… Después de dejar  a la mujer medio encauzada justo en la puerta de mi casa me encuentro un zorro.  Nunca había tenido a uno tan cerca (el animal propiamente dicho digo…)  Me encantan los zorros. Llevaba un bocata de CHORIZO en el bolso y le empecé a lanzar rodajitas a ver si conseguía que se acercara más… y el chorizo le encantó… claro, ¡¡era español!! Y los zorros sor famosos por su inteligencia. Mientras le lanzaba el chorizo le decía cosas como “zorrito bonito, cosa guapa, te gusta el choricito, que rico eh? Es chorizo español…” y mierdas así con esa voz típica tan estúpida que te sale cuanto te diriges a niños pequeños o bebés… Ahora el zorro se ha hecho mi amiguito y me acompaña a casa todas las noches, pero ya no he vuelto a llevar un bocata de chorizo en el bolso.  

-       He ido con mi amiga Marta a un pub a  intentar ligar y no sé cómo,  hemos acabado pasando la noche sentadas y rodeadas de travelos… Así NOOOO. Hay algo que hacemos mal… no sabemos qué.

-       Me han invitado a una exhibición… prometía todo, champan gratis y se celebraba en un “Gentleman Club”,  ilusa de mí me emocioné pensando que habría muchos hombres… y efectivamente los había, pero también putas. Sí, era un dancing pole de esos con tías buenísimas en bolas por todas partes cobrando por sus servicios. Pues así… ¡¡¡TAMPOCO!!!! Encima arrastré a mi amiga Gloria que estaba de vista por Londres vendiéndole la moto de una exhibición super cool y la llevé  a un prostíbulo… ahora, bebimos champan gratis hasta perder el conocimiento… y NO nos confundieron con prostitutas… lo cual no sé si es bueno o malo… 

-       Han venido a arreglarme la caldera y el señor técnico antes de marcharse me ha regalado dos cajas de cookies y una botella de una especie de mosto. ¿Por qué? Pues no sé, le caí bien… SÓLO ME ARREGLÓ LA CALDERA, lo juro. Aquí la gente regala cosas… a mi amiga Vanessa, precisamente el día que la conocí, un hombre por la calle le regaló un pan… no hay que darle más explicaciones. 

-       Siempre que entro en UK lo hago con el pasaporte digital automáticamente por unas puertas especiales para evitar, aparte de la cola, que me pregunten “cosas” los de emigración. A mí vuelta de mi convalecencia en MadriZ, cambié de aeropuerto, fui a Stansted que por lo visto está más cerca de mi casa. Pues salía por la puerta final tan contenta con mi regreso y mis enormes maletas, cuando una chica me para… y me empieza a preguntar “cosas”…  ¿De dónde vienes? De España, ¿de qué ciudad? Madrid ¿vives en Londres? ¡Sí!, ¿trabajas aquí? Si (aquí empiezo a mentir…) ¿en dónde? (ups!) en un restaurante… ¿Cuál? (Ups! Ups!) en uno… empezaré ahora, es que no sé el nombre… ¿pero no vivías aquí? bueno es que vivo entre Madrid Londres… trabajo haciendo películas, soy guionista, entonces cuando me sale trabajo en España me voy y luego me vuelvo cuando acabo… (película la que me monté yo). La bola fue creciendo… pero vamos ¿qué necesidad tengo de mentir? ¡¡Y más a emigración…!! A mí un día no me dan a dejar pasar joder… se me va la olla… Al final la chica terminó pensando que yo era alguien importante en España… ¡jajaja! 

-       En UN día de sol, el único vaya… con 25 grados lo cual aquí es como 35… he tenido tanto calor que tomando el sol en el parque decidí quitarme el vestido y quedarme en sujetador y bragas. El parque estaba medio desierto ¿vale? Sin un alma… Así que estaba la mar de contenta y feliz… hasta que aparece UN EQUIPO de beisbol de adolescentes. (Hola ¿qué tal?) El equipo completo y justo pasan a mi lado… por lo menos el conjunto de lencería era mono y sin mucha transparencia… pues eso, como siempre Murphy haciendo de las suyas…

-       Cuando fui al hotel a firmar mi contrato, tuve que rellenar un montón de papeles… en uno de ellos estaba la típica pregunta de cuál era mi género… yo respondí: HUMANO. La de recursos humanos se moría de risa, me dijo que en años era la primera vez que lo veía… y que parecía un chiste de “Stand Comedy”… ¡¡vaya!! yo sólo pedía perdón y me tapaba la cara… tengo poca vergüenza, pero algo debe de quedarme porque me puse roja como un tomate… A la mujer de recursos humanos le he caído "en gracia" y no hace más que darme trabajo y doblarme turnos… 

-       He ido a pedir trabajo a Zara… Al rellenar la solicitud me pedían dos trabajos y dos personas de contacto de los mismos para pedir referencias. No sólo me he inventado los trabajos, si no que he puesto MÍ NÚMERO de teléfono español, en uno mi móvil y en el otro el teléfono fijo de mi madre… pero con otros nombres… si piden referencias, nadie mejor que yo para darlas… (o mi madre) No me han llamado lógicamente, ni para trabajar ni para confirmar los trabajos… ayayay…

-       He tenido que esconder una botella de vodka debajo de una mesa durante una cena. Me explico: se celebraba un concierto de música árabe en el hotel… la entrada más barata 400 libras y la más cara 800… sólo con eso podéis imaginar el tipo de clientes que tengo por allí… Bueno, todos árabes venidos de Dubai, Arabia Saudí, etc… ¿qué pasa? Que son musulmanes… ¡Oh! El alcohol está prohibido… y más beberlo delante de otros… así que escondíamos vino en las cafeteras (al ser tazas de cerámica no se veía) y también me tocó esconder una botella de vodka debajo de la mesa… Y mientras, uno de los musulmanes díscolos me hacía fotos descojonado de la risa… muy fuerte… Lo mezclaban con zumo de naranja que les poníamos en jarras… ¡pedazo destornilladores se metían! Estaré inmortalizada en las fotos de recuerdo de ese concierto de algún jeque… La asistente de la mesa que nos ayudó a emborracharnos… Pero bueno, con tan buen fin, no me importa… Vaya panda de reprimidos los musulmanes… en fin… ese es otro tema…
 
Y hasta aquí por hoy… iré recabando más anécdotas absurdas de esta vida mía por estos lares tan surrealistas.